2017: LO QUE VIENE…


Que 2016 no ha sido el mejor año de la historia es algo evidente. Por ello, la típica pregunta a plantear no debería ser “¿Que ha pasado en 2016?” si no que debería ser “¿Qué no ha pasado en 2016?”. Unos seguimos pobres y no nos ha tocado la lotería, con trabajos precarios y sin fortuna en el amor como en 2015, y a mayores, nuestros grupos de música favoritos se acaban de separar o nuestro cantante favorito acaba de morirse, y vemos que el partido por el que nadie vota, siempre es el que gana. Dios aprieta pero no ahoga, ¿pero quizá podría dejar de apretar un poco no? Al menos que se centre en los creyentes y nos deje a los demás tranquilos.

Y es que este 2016 en política tampoco ha pasado desapercibido. Desde la victoria de Trump, pasando por el Brexit, o el referéndum de paz colombiano, este año ha sido una excepción con rotundidad. Pero como todas las excepciones se deben confirmar, pues nos espera un año 2017 cargado de numerosos eventos políticos relevantes. Pero, ¿realmente ha sido este 2016 tan malo? Normalmente, en una pesadilla uno es consciente de lo que ha sufrido cuando se despierta, pero… ¿realmente estamos sufriendo tanto como para pensar que estamos en una pesadilla? Quizá la pesadilla vaya a comenzar realmente en este año 2017.

Para empezar, tres países fundadores de la UE como son Países Bajos, Alemania, y Francia celebrarán elecciones, y casualidad o no, en estos tres países la amenaza de un gobierno de extrema derecha es un hecho que está ahora mismo encima de la mesa. Italia probablemente celebrará elecciones también, aunque las tornas son bien distintas.

Los Países Bajos serán los primeros en celebrar sus elecciones el próximo mes de marzo, donde el candidato de extrema derecha, Geert Wilders, parte en cabeza en todas las encuestas con una amplia diferencia. Este candidato ya ha sido condenado varias veces por delitos de racismo y xenofobia. Entre sus medidas estrella, se encuentran las de celebrar un referéndum para abandonar la Unión Europea, expulsar a todos los marroquíes del país, y cerrar todas las mezquitas. Lo que suceda puede servir como precedente de cara a un suicidio colectivo a nivel europeo.

Wilders-lacht-zich-een-breuk.jpg

También se habla mucho del parecido físico de Wilders con Donald Trump.

En abril y mayo, seguirá Francia, con unas elecciones divididas en primera y segunda ronda, donde la radical de extrema derecha Marine Le Pen amenaza con una victoria en un país ya de por sí dividido y con un grave problema social que se puede agravar aún más con la victoria del Frente Nacional. Aunque, lo previsible es que el candidato republicano Fillon, pueda conseguir la victoria en una agitada segunda vuelta.

A finales de año, en octubre, será el turno de Alemania, donde una Merkel en horas bajas, será candidata por cuarta vez, pero en este caso su candidatura se verá amenazada por el partido Alternativa para Alemania, de extrema derecha, que ya ha acusado a Merkel de ser la culpable del reciente atentado de Berlín, y han conseguido ganar mucho terreno en elecciones previas con medidas populistas, xenófobas y eurocríticas.

Italia también acabará probablemente celebrando elecciones, dónde las encuestas darían como ganador al Movimiento 5 estrellas, y a su líder, el humorista Beppe Grillo, como futuro presidente italiano. Dicho candidato también desea revisar la permanencia de Italia tanto en el Euro como en la Unión Europea.

Todo esto nos lleva a pensar si el mundo cada vez más globalizado en el que nos encontramos, acabará siendo un choque de trenes contra el capitalismo puro y duro, debido a la imposición de las ideas occidentalizadas que promueve la globalización y que provocan choques culturales en ciertos países. Por tanto, podemos preguntarnos si la globalización está siendo un fracaso, y nos está abocando además a un occidente dividido y conflictivo. Las consecuencias son claras, más terrorismo, más racismo y xenofobia, y que peligren tratados tan importantes como el de Schengen y se llegue al principio del fin de la Unión Europea.

En referencia al Brexit, se espera que… realmente no se sabe muy bien lo que se espera. El artículo 50 no ha sido invocado y todavía se están ejecutando las reformas necesarias en el Parlamento Británico, y además las acciones legales que se promueven están retrasando aún más todo el proceso. Pero es previsible que al final todo quede en una salida en falso, y suceda lo que se está comenzando a llamar como “soft-Brexit”. Una salida del Reino Unido pero con ataduras y con cientos de acuerdos con la Unión Europea.

download-6-1

 

La “fiesta” mayor, y donde se va a liar más gorda, se espera que sea en Turquía. Erdogan continúa llevando al país a una dictadura después de un golpe de estado perpetrado al nivel más español, y va a realizar un referéndum en abril para reformar nada más y nada menos que 21 artículos de la constitución turca, con el objetivo de incrementar el poder ejecutivo que tiene el presidente y disminuir el rol que ejerce el parlamento. Por otro lado, se espera que Turquía abandone la OTAN, debido al romance que Erdogan mantiene con Putin. El escudo de misiles previsto es una perita en dulce para el turco que considera que no está siendo defendido por la OTAN. Se prevé que el país se convierta en una olla a presión en este 2017 con enfrentamientos entre defensores y detractores de Erdogan.

En lo referente al grave conflicto sirio, por desgracia nada nuevo se espera, y seguirá siendo el campo de batalla y pruebas de armas de los distintos países inmersos en el conflicto, y de un Al-Asad que no da su brazo a torcer.

251212-944-605

Al otro lado del charco, nos encontraremos ya con un presidente llamado Donald Trump, de lo que todo es un misterio por el momento, pero que se prevé que endurezca las relaciones con China y acaben en un posible conflicto, ayudado por el conflicto de Taiwan donde China y Japón se encuentran muy cerca de comenzar un conflicto militar; y al enfriamiento e imposiciones de aranceles en las relaciones comerciales que perjudicarían a las exportaciones chinas.

En España, pues también tendremos diversos eventos de máxima relevancia, pero será un año tranquilo en general. Para empezar, los comités nacionales del PP y de Podemos, dónde los primeros probablemente vayan eligiendo y posicionando al sucesor de Rajoy, y donde los segundos, sumidos en conflictos internos gracias a gente carente de conocimiento y a gente que abusa de autoridad, se enzarzarán en un profundo debate que no pasará desapercibido para nadie, y donde probablemente Pablo Iglesias acabe reforzando su posición. Eso sí, de aquí a que celebren su asamblea, se olvidarán un poco del Parlamento.

También veremos que acaba pasando en Cataluña el próximo mes de septiembre, en referencia al referéndum planeado. Y lo qué, por supuesto se espera, será un año de lo más tranquilo para Rajoy. Podemos seguirá haciéndose oposición a sí mismo, el PSOE seguirá buscándose a sí mismo, y Ciudadanos no seguirán siendo ellos mismos.

1442938197_968247_1442938868_noticia_normal.jpg

Rajoy, con Aznar ya a un lado, pasará desapercibido este 2017.

En resumen, si 2016 fue un caos, no se espera que 2017 vaya ir a mejor. Nos esperan más atentados, más guerras, más conflictos, más subidas de precios, más corrupción, más… de todo. El cuento de la buena pipa está aquí y se prevé que dure una temporada más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s